PORTELL s. XVIII (1789-1790)                                                                            www.portell.tk


 

ANY

REFERÈNCIA BIBLIOGRÀFICA

 

1789

El Comte de Floridablanca divideix el territori nacional en governacions [per saber com estava abans, podeu consultar l'anexe que hem fet de Sarthou Carreres que trobareu consultant en el segle XX en motiu de la seva visita per aquestes terres en 1913]:

<<Según la división territorial establecida por el Conde de Floridablanca en 1789, en esta provincia se formaron tres gobernaciones: la de Castellón, la de Morella y la de Peñíscola, siendo cada una de estas ciudades la capital de su gobernación. [...]

La gobernación de Morella comprendía los siguientes pueblos: Ares del Maestre, Ballestar, Bel, Bojar, Castellfort, Castell de Cabres, Chiva, Cinchtorres, Corachar, Forcall, Fredes, Herbés, Herbeset, La Mata, Morella, Olocáu, Ortells, Palanques, Puebla de Benifazar, Todolella, Sarañana, Vallibona, Villafranca, Villores, Zorita, Albocácer, Benafigos, Benasal, Catí, Culla, Serratella, Sierra d’En Garcerán, Tírig, Torre d’En Besora, Villanueva de Alcolea, Villar de Canes, Adzaneta, Argelita, Ayódar, Castillo de Villamalefa, Cortes de Arenoso, Chodos, Figueroles, Fuentes de Ayodar, Lucena, Ludiente, Torrechiva, Useras, Villahermosa, Vistabella, Zucaina, Algimia de Almonacid, Matet, Vall de Almonacid, Arañuel, Caudiel, Cirat, Fuente de la Reina, Gaibiel, Montán, Montanejos, Pavías, Puebla de Arenoso, Tormo, El Toro y Viver. [Portell no apareix i sí ho fan La Mata o Olocau, cosa que fa pensar que és una errada de transcripció **CALDRIA CONSULTAR EL LLIBRE DE BALBAS**]

La gobernación de Peñíscola comprendía todos los pueblos de los términos de San Mateo, Cervera, Vinaroz, Benicarló, Alcalá de Xivert, etc. [i es deixa la resta de pobles, caldria consultar el llibre de Balbas]

La gobernación de Castellón comprendía los siguientes pueblos: Castellón de la Plana, Artana, Almenara, Almazora, Algar, Alcudia de Veo, Ahin, Bechí, Benafer, Benedites, Benicalaf, Burriana, Canet, Chóvar, Chilches, Eslida, Fondeguilla de Castro, Llosa de Almenara, Mascarell, Montcófar, Nules, Quarte, Quartell, Suera Alta y Suera Baja, Soneja, Sót de Ferrer, Villa-Real, Villa-Vieja, Valles de Uxó, Villatorcas, Villamalur, Veo, Villanueva, Xeldo.

Segorbe y varios otros pueblos de su territorio correspondían á la gobernación de Valencia (Balbas: El Libro de la Provincia, pág.342, nota).

Cuando los franceses en 1809 dividieron la nación en 38 departamentos, el territorio de esta provincia quedó repartido entre tres, que eran: el de Guadalaviar bajo (cuya capital era Valencia), el de Guadalaviar alto (Teruel) y el del Ebro (Tarragona). Pero bajo tal nombre esta división duró poco, pues á los dos años (17 Abril 1910), el rey José Bonaparte dividió la nación en prefecturas, aceptando para el Reino valenciano los mismos límites que tenían los departamentos, pero con la novedad de establecer sub-prefecturas en Castellón, Tortosa y Segorbe.

En el correr del tiempo llegó el año 1822 y ya no fueron departamentos ni prefecturas, sino provincias las divisiones españolas, y en Valencia se deslindaron cuatro: Valencia, Játiva, Alicante y Castellón. Pero con aquella constitución de vida breve, cayeron sus reformas y volvimos á las divisiones territoriales anteriores á la invasión francesa. Transcurren dos lustros más y en 1833 se establece nuevamente la división provincial, dividiéndose España en 49 provincias y Valencia en tres, comenzando á ser la de Castellón tal como es hoy.>>

[SARTHOU CARRERES, Carles. Geografía general del Reino de Valencia: Provincia de Castellón. p.158 Barcelona. Ed. Alberto Martín. 1913; edició de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Castellón. Sant Vicenç dels Horts (Barcelona). 1989]


Monfort fa referència a la mateixa dada i en la seva transcripció tampoc apareix citat Portell.

En 1812 es va dividir el regne en províncies i del de València se’n van formar quatre: València, Xàtiva, Alacant i Castelló, però l’any següent es va tornar a la divisió anterior a les guerres napoleòniques (?).

L’actual divisió de provínies és de l’any 1833. Es va dividir Espanya en 49 i, en temps de la Dictadura de Primo de Rivera, es va dividir en dos la que corresponia a les illes Canàries. Així, van passar a ser 50. El governador civil era tant delegat del govern com cap de l’administració provincial.

[MONFORT TENA, Antonio. Historia de la Real Villa de Villafranca del Cid, p.530. Ajuntament de Vilafranca. 1999]


MADOZ també parla d'aquella divisió territorial:

<<CONFINES Y LÍMITES. Grandes y muy variadas han sido las alteraciones que ha sufrido el terr. que comprende esta prov. con respecto á su división civil. Poco nos importa el examen de las diferentes dudas suscitadas en esta parte del ant. reino de Valencia, lindante con Castilla, Aragón y Cataluña, sobre los verdaderos límites de estos 3 reinos y Principado: nosotros solo nos fijaremos en las más esenciales: en las que han afectado de un modo más completo á todo el terr., hasta que lleguemos a la última y vigente demarcación. Por de pronto tócanos examinar la división terr., mandada formar por el conde de Floridablanca en 1789, la cual aparece del siguiente "Estado de las Gobernaciones del ant. reino de Valencia á que correspondían en 1789, los pueblos que hoy forman la prov., con su categoría y justicias en aquella época":

    Gobernaciones:        
    Castellón Morella Piñiscola [sic.] Valencia* Totales
CIUDADES Real. " " 1 " 1
  Señorial. " " " 1 1
VILLAS Real. 3 9 2 " 14
  Señorial. 11 12 8 " 31
  Ecl. Abadengo 1 3 " " 4
  Órdenes " 6 13 " 19
LUGARES Real. 1 5 1 " 7
  Señorial. 18 23 5 10 56
  Ecl. Abadengo 1 5 " 2 8
  Órdenes " 2 2 " 4
ALDEAS Real. " " 1 " 1
  Señorial. " " " " "
CORREGIDORES Y ALC. MAYORES Real. 2 2 1 " 5
  Señorial. " 1 " 2 3
  Ecl. Abadengo " " " 1 1
ALC. ORDINARIOS Real. 2 13 4 " 19
  Señorial. 31 35 13 10 89
  Ecl. Abadengo 1 8 " 1 10
  Reg. Órdenes " 8 15 " 23

*En esta gobernación solo ponemos los pueblos que corresponden á la prov. de Castellón

En tiempos posteriores, ó sea en el año 1809, mandó el gobierno dividir la España en 38 departamentos, y el terr. de esta prov. se distribuyó entre el "Departamento del Ebro", el del "Guadalaviar alto" y "Guadalaviar bajo" del modo siguiente: el primero, cuya cap. era Tarragona ó Reus, se estendia por parte SO. y S. hasta dentro de la prov., sirviendo de límites con el segundo el r. Bergantes, pasando al O. de Zorita y de Morella, donde nace dicho r., desde este punto toma la línea la dirección al S., pasa al O. de Albocácer entre esta c. y la de Vistabella, y dirigiéndose entonces al E., pasa al S. de Alcalá de Chivert y va á terminarse en las orillas del mar en Torrenueva: el terr. que queda á la izq. de esta demarcación constituye la parte mas set. de la prov., y se hallaba entonces embebida en aquel departamento. El del "Guadalaviar alto", su cap. Teruel, abarcaba la parte de terr. que queda á la der. como la más occidental, continuando la línea por el N. de Villa-hermosa, de Cortes de Arenoso, desde cuyo punto sigue la misma demarcación del reino ant. de Valencia. Y por último, el "Guadalaviar bajo", cuya cap. era Valencia, comprendía todo lo demás de la prov., que por cierto es el trozo más considerable.

El intruso rey D. José Bonaparte, por decreto de 17 de abril de 1810, distribuyó la España en prefecturas, y aceptando con respecto al reino de Valencia, los mismos lim. de la anterior división de departamentos, sujetó el terreno a la prov. de Castellón también á 3 prefecturas, de la manera siguiente. La parte más set. [septentrional] que comprendía al departamento del Ebro, estaba sujeto á la prefectura de Tarragona, y subprefectura de Tortosa: la del departamento del Guadalaviar alto á la prefectura y sub-prefectura de Teruel, y la del departamento del Guadalaviar bajo, á la prefectura de Valencia, y sub-prefecturas de Segorve [sic.] y Castellón.

Dividida la España en prov. en el año de 1822, formáronse 4 del ant. reino de Valencia, y eran: Alicante, Játiva, Valencia y Castellón de la Plana, habiéndole señalado por confines á esta última las de Zaragoza y Tarragona por N.; E. el mar Mediterraneo; S. la de Valencia, y O. la de Teruel con los lím. que vamos a espresar. El del N. empezando por la parte oriental es la orilla der. del r. Cenia, siguiendo el lím. ant. con Cataluña y Aragón hasta el r. Bergantes, donde termina el lím. set.: continúa el occidental por la misma división con Aragón hasta Olocau: de aqui se dirige á pasar al O. de Cantavieja y al E. de Fortanete, al O. de Mosqueruela y al Puerto, por los nacimientos de los r. Majo y Monleón, siguiendo á encontrar el lím. ant. con Aragón en el r. Mijares, al O. de la Puebla de Arenoso; y atravesando dicho r. sigue como al SO. hasta estar como 4 millas al NO. de Villanueva de la Reina, donde concluye el lím. occidental. El meridional empieza en este punto, y tomando por la cord. que divide las aguas al r. Palancia y al Mijares, pasa por el N. de Villanueva de la Reina, entre Higueras y Gaibiel, por el pico de Espadán, y dirigiéndose hácia el SE., continua por el O. de Hain [sic. per Aín], E. de Chóvar, O. de Alfondeguilla y Cuart, y por el N. de Benifairó, Faura, Sta. Coloma y Canet, concluyendo en el mar en la torre y cabo de este nombre. El lím. oriental es el mar Mediterráneo desde dicho cabo Canet hasta el r. Cenia.

Abolido el sistema constitucional en el año 1823 volvieron las cosas al ser y estado que tenían antes, y por lo tanto perdiendo Castellón la capitalidad, volvió á constituir parte del ant. reino de Valencia, hasta que en 1833 se volvieron á señalar las prov. dividiendo el reino referido, no en 4 si no en 3, por cuyo motivo los lím. que se señalaron á la de Castellón fueron mucho más estensos por parte del S, puesto que por el N., E. y O. no era fácil dilatarlos. Por lo tanto según esta última demarcación, resulta que la prov. de Castellón confina por N. con las de Teruel y Tarragona; E, con el mar Mediterráneo; S. la de Valencia, y O. la de Teruel. El lím. del N. empieza también en la salida del r. Cenia al mar, y sigue el ant. lím. de Valencia con Cataluña hasta el "mojón de Aragón", y desde allí el ant. con elste reino hasta pasar el r. Bergantes. El lím. del O. es el del ant. reino de Valencia y Aragón hasta la sierra del Toro; el del S. principia en esta sierra, cruza por la peña Escabia y sigue por el O. de Canales y N. de Andilla á buscar el monte Bellida; continúa después por el N. de Alcublas, por entre Cucalón y Gátova, á encontrar al N. de Algar la rambla de Murviedro, siguiendo su márg. der. hasta cerca de Torres Torres, en donde la atraviesa para continuar por el N. de Benavites, S. de Almenara, N. de Canet, dirigiéndose á la torre y cabo de este nombre en la costa; la que se comprende desde este punto hasta la embocadura del r. Cenia, constituye el lím. del E., que comprende un litoral de 20 leg. [...]

[MADOZ, Pascual. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de Alicante, Castellón y Valencia. Institució "Alfons el Magnánim". Vol II. Pàg. 126. Diputació Provincial de València. Valencia. 1982 (original editat en Madrid. 1848-1850)] També es pot consultar en http://books.google.com


1789

El diplomàtic i escriptor francès, Jean-François de Bourgoing, baró de Bourgoing, viatja per Espanya. Ubieto diu que els mapes i els relats dels viatgers no li ajuden massa a delimitar els camins dels peregrinatges: (buscar llibre)

<<No obstante, todavía es posible que alguien eche en falta el viaje de tal o cual personaje: Norberto Caimo (1755), Aubry de la Motraye (siglo XVIII), Jacobo Casanova (1767), Barón de Bourgoing (1793) [1789?], José Townsend (1786), Carlos Thomas (1863), etc.; pero lo esencial estaba ya recogido y hubiera sido repetitivo.>> (pàg.95)

[UBIETO ARTETA, Agustín (2016): Caminos peregrinos de Aragón. Institución Fernando el Católico (CSIC). Excma. Diputación de Zaragoza. Zaragoza.] ifc.dpz.es


1790

Enero. En un llibre que parla sobre terres i emfiteusi, es cita a Portell:

<<En una extensa y pormenorizada consulta de enero de 1790 el propio Consejo de Castilla estimó conveniente "se sirva V.M. mandar al Intendente de Valencia que sobresea en la continuación de los procedimientos principados contra las villas de Portell, Cinctorres, Castellfort, La Mata, Villafranca, Forcall y Olocau, sin pedir que en lo subcesibo [sic] se les inquiete, ni moleste, mas en este aumpto" [nota 61: A(rchivo) H(istórico) N(acional). Consejos, Lib. 1.960, ff. 28-58]. El asunto objeto de disputa no era otro que el dominio eminente sobre ciertos baldíos de las villas mencionadas y, más concretamente, la capacidad de sus ayuntamientos para autorizar rompimientos de tierras, mediante establecimientos a censo emfitéutico, al igual que venía haciendo el Real Patrimonio en los mismos términos municipales. Entre los precedentes más inmediatos no se olvidó relatar que en 1764, y en respuesta a una real orden de 30 de julio de 1760, que exhortaba a los municipios a proponer los arbitrios menos gravosos al común "con el fin del aumento de Propios", las mencionadas villas habían solicitado y obtenido autorización para proceder al rompimiento de "ciertos pedazos de montes poblados de pinos inútiles, y monte bajo (...) en cuya virtud se fueron repartiendo a los vecinos con arreglo a la Real Provisión de mil setecientos setenta, satisfaciendo esto cierto canon, o pensión anual a los Propios, bajo cuya obligación y la de quedar libres levantados los frutos para que entrasen los ganados de los vecinos, las habían estado cultivando y trabajando. [nota 62. Ibídem. f. 37].

El Consejo, por su parte, ponderó en sus considerandos las pruebas presentadas por los ayuntamientos para avalar sus pretensiones -cartas de población, privilegios, establecimientos concretos-, pero, sobre todo, que "nunca sería conveniente privar a los Pueblos de la posesión de los citados terrenos por el trastorno que les produciría su despojo, sin que en ello experimentase vuestra Real Hacienda el interés que se figura, a causa de la decadencia que sufrirían los fondos del común, que necesariamente cedería en perjuicio de los vecinos que llegarían a imposibilitarse para pagar los débitos de Reales Contribuciones" [nota 63. Ibídem, f. 56v.].

Las rotulaciones de baldíos, pues, generaban una fuente de ingresos para quien detentara su control y abrían la puerta a su privatización, al tiempo que contribuían a reducir los aprovechamientos colectivos, que, en tales casos quedaban reducidos a las servidumbres habituales en tierras de labranza. [...]

Pero, además de los labradores que en virtud de estos establecimientos accedían al dominio útil de la tierra, también los propios ayuntamientos pudieron beneficiarse cuando era el Real Patrimonio el que conseguía hacer efectivo su dominio eminente. Precisamente algunos de los mencionados ayuntamientos del distrito de Morella habían recibido recientemente en enfiteusis baldíos de la Corona, que, a su vez, debían arrendar a particulares -caso de Portell y, quizá, La Mata- o -como ocurría en Forcall- destinaban al "pasto de las cavallerias de lavor y ganado de los vecinos" [nota 69: A.H.N.: Consejos, lib. 1.960, ff. 40-47], en cuyo caso escapaban, al menos momentáneamente, del proceso privatizador. [...]>>

[BERNABÉ GIL, David. Bienes rústicos de aprovechamiento público en la Valencia moderna. Pàg. 142-147. Dpto. Historia Medieval y Moderna. Universidad de Alicante. Campus de San Vicente. Ediciones Universidad de Salamanca. Sant Vicent del Raspeig. 2009.]  http://campus.usal.es (pdf)


 

www.portell.tk  -  portellweb@yahoo.es

Recopilació bibliogràfica i transcripcions de Jacint Cerdà